top of page
  • Foto del escritorBrandon Guillermo Lopez Moreno

La importancia de la inteligencia emocional en la empresa

¿Por qué la inteligencia emocional puede mejorar el servicio al cliente que ofrecemos?


• ¿Por qué la inteligencia emocional puede mejorar el rendimiento de mi equipo de

trabajo?


Howard Gardner en 1983 elaboró un modelo para entender la mente, donde desarrolla la Teoría de las inteligencias múltiples, ahí explica, que la inteligencia es un proceso biopsicosocial de procesamiento de información, donde intervienen diversos marcos culturales que dan pie a la resolución de problemas o bien crean productos de utilidad.


Años después, Daniel Goleman acuñó el término “Inteligencia Emocional” donde profundiza en la teoría de Gardner al postular que la Inteligencia Emocional es la capacidad de reconocer las emociones tanto propias como ajenas y que permiten gestionar una respuesta acorde a la situación.





La Inteligencia Emocional ayuda a una adecuada gestión del autoconocimiento, la autorregulación, la empatía, las habilidades sociales y la motivación; convirtiéndose en herramientas cotidianas para el desarrollo de la vida laboral de cualquier persona.


La Inteligencia Emocional en el Trabajo es, por lo tanto, la capacidad que desarrolla cualquier colaborador para identificar, gestionar y comunicar las emociones o eventualidades que pueden ocurrir en un entorno laboral.


Por lo anterior, una de las principales fortalezas que debemos desarrollar o promover en nuestro equipo de trabajo podría ser el analizar el lenguaje corporal tanto de los compañeros de trabajo como de nuestros clientes ante una determinada situación, qué tan urgente es, e inclusive tratar de percibir su estado emocional, y de esta manera identificar y comprender su forma de reaccionar ante una petición o eventualidad.


Por lo tanto, el fomentar una comunicación asertiva es vital cuando hablamos de servicio al cliente. Lo que nos permite expresar nuestras ideas, pensamientos y sentimientos de forma tal que sean comprendidos y se capte la intención real de nuestro mensaje.


Así mismo, para mantener un ambiente laboral óptimo, es necesario cuestionarse constantemente ¿Qué tan buena es la relación laboral en la empresa? ¿Se podría mejorar? Lo que invariablemente redundaría en beneficio para todos, incluidos nuestros clientes.


Por otra parte, cuando se presentan contratiempos o situaciones que están fuera de nuestro control y que afectan un resultado esperado, se podría considerar que tendrán un efecto negativo y de aparente retroceso en nuestra actividad, sin embargo, esta debería considerarse como un área susceptible de mejora al cuestionarse ¿qué tan asertivos somos para manejar la frustración? En consecuencia, nos volveríamos resilientes en el trabajo al gestionar nuestras emociones, transformándolos en fuerzas motivadoras para ser más efectivos y así conseguir esa meta que nos fijamos.


¿Qué hacer para aplicar y potenciar nuestra inteligencia emocional en el campo laboral?


1. Conócete a ti mismo.

La principal ventaja de conocernos a nosotros mismos es que sabremos cómo y de qué forma vamos a reaccionar ante cualquier situación.


2. Convivencia con el equipo de trabajo.

En ocasiones mantenemos muy limitada la relación laboral, existen personas que son muy amigables y fácilmente se relacionan con otras personas y otras que se mantienen al margen refiriéndose únicamente a lo laboral, en ambos casos se respeta la decisión, sin embargo, en la actividad laboral dependemos unos de otros para lograr nuestros objetivos, de ahí la importancia de fortalecer la relación con los compañeros de trabajo.


3. Pide ayuda cuando la necesites.

Una cualidad importante de las personas es la de reconocer cuando algo sobrepasa su capacidad. Recordemos que existen un sinfín de factores que pueden alterar nuestra capacidad para atender y resolver problemas. Es ahí donde radica la importancia de la Inteligencia Emocional, al reconocer que las situaciones pueden sobrepasarnos e impedir que se logre un objetivo. Por lo tanto, al comunicarnos asertivamente y solicitar apoyo en el momento preciso, nos volverá más eficientes para alcanzar nuestras metas.


4. Ponte en el lugar real de las personas.

La empatía es la base para entender las reacciones de las personas. Con frecuencia no se hace una pausa para analizar el estado emocional de todos a nuestro alrededor, así como tampoco se detecta la urgencia de sus requerimientos; Si actuamos desde la perspectiva de atender a los demás como nos gustaría ser atendidos, comprenderíamos el valor que las personas atribuyen a sus peticiones.



Conclusión


1. Conocer las propias emociones:

Nuestros sentimientos y emociones afectan nuestro estado de ánimo y esto se ve reflejado en nuestro proceder. Cuando logramos controlar nuestro estado de ánimo y modificar nuestro comportamiento los resultados de las interacciones interpersonales se ven mejorados, nos manifestamos más alegres, activos y dispuestos.


2. Manejar las emociones:

La autorregulación emocional permite dominar nuestros sentimientos y con ello se evitan reacciones adversas inconscientes en los eventos que se presentan cada día. Por lo tanto, hacer una adecuada gestión emocional, nos permite mantener entornos laborales saludables al restarle valor a situaciones desfavorables al convertirlas en fortalezas.


3. Auto – motivación:

Mantener el enfoque en nuestras metas será más fácil si encaminamos nuestras emociones a los objetivos en lugar de anclarnos en los obstáculos. El estrés que nos generan los contratiempos debe ser transformado en una fuerza motivadora que nos impulse a completar esas abrumadoras tareas. Mantenerse motivado evitará que nos demos por vencidos en las metas a corto plazo y nos enfoquemos cuando trabajamos en proyectos más ambiciosos.


4. Reconocer las emociones de los demás:

Imagina tu peor día, recuerda cómo reaccionas cuando te sientes desmotivado, triste, estresado; ese cúmulo de sentimientos y emociones se manifiestan en tu lenguaje no verbal. De la misma forma en que lo haces tú, cualquier persona que interactúa contigo manifiesta sus emociones de forma inconsciente, cuando logras percibir esos estados emocionales podemos generar formas diferentes de interactuar y establecer vínculos favorables en la interacción.


5. Establecer relaciones:

Relaciones sociales asertivas contribuyen a un sano desarrollo social y un favorable desempeño laboral, ya que facilitan las interacciones entre las personas.


Fomentar dentro del equipo de trabajo la Inteligencia Emocional es dar a tus colaboradores, herramientas para lograr el éxito comercial de tu empresa, al desarrollar en tu equipo la capacidad de adaptarse a los nuevos retos del entorno actual.

Si estas interesado en mejorar la IE de tus colaboradores e implementar estrategias que contribuyan al mejor desempeño de tu equipo de trabajo; contáctanos, podemos crear un programa de capacitación acorde a tus necesidades.


 

Fecha de publicación: 10/02/2023


”En términos del artículo 89 del Código Fiscal de la Federación en vigor, el contenido de esta reproducción, exposición, presentación, programa o transmisión y/o los documentos y /o ejemplos utilizados para exponer el mismo, pueden expresar posiciones que no coincidan con los criterios de las autoridades fiscales o judiciales mexicanas. Esta reproducción o exposición no tiene la intención de y no podrá ser usada por persona alguna con el propósito de eludir (i) un impuesto, federal, local o municipal, o (ii) la imposición de sanciones fiscales en los Estados Unidos Mexicanos. Terán Rojas & Asociados no se hace responsable del uso o del criterio que cualquier usuario pudiese dar o tener derivado de la presente reproducción o exposición."


Asimismo, el expositor/autor responde por la originalidad y contenido de la obra frente a la empresa y por la invasión o afectación de derechos de tercero que pudieran ocasionarse, por lo que se obliga a sacar en paz y a salvo a la empresa y responder por los daños y/o perjuicios que se le ocasionen.

111 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page